¿Cómo saber si eres intolerante a la lactosa?

Ha sido mi gran descubrimiento. Porque puedo decir que hubo un antes y un después desde que descubrí mi intolerancia.

Así que aunque sea duro, ¿ por qué no haces la prueba? No pierdes nada y puedes ganar mucho.Deja los lácteos totalmente durante 2 semanas y observa como reacciona tu cuerpo.

Ten en cuenta que al acabar la prueba, irás incorporando yogures, quesos curados, de oveja, cabra… para ver tu nivel de intolerancia.

En mi caso sólo tomo quesos curados de cabra y oveja y de vez en cuando me lo salto, pero se que ese día tendré al pañuelo de compañero.

 

Aquí te dejo un artículo muy interesante sobre la intolerancia. ¡Qué lo disfrutes!


 

La leche de vaca, como a todos se nos ha dicho, es una rica fuente de calcio, importante para nuestros huesos y dientes, contiene proteínas de alto valor biológico y otros nutrientes (vitaminas, ácidos grasos, etc.) que pueden ser benéficos para la salud.

Sin embargo, el consumo de leche de vaca podría tener efectos negativos, como indica un artículo publicado en Journal Epidemiology, en el que se relaciona el consumo de leche y lácteos con algunos tipos de cáncer y otros padecimientos.

  1. Diversos estudios, como los realizados por la geofísica Jane Plant, jefa científica del Brotáis Geológica Survey, y el doctor Daniel Cramer, de la Universidad de Harvard, indican que un alto consumo de leche de vaca está asociado a una mayor tasa de cáncer de mama, de colon y de estómago.
  2. La leche de vaca aumenta los niveles en sangre de IGF-1, un factor de crecimiento que se asocia con el crecimiento de células cancerosas, de acuerdo con fitonutricion.com
  3. El consumo de leche de vaca y lácteos parece estar ligado a diversos trastornos del sistema reproductor de la mujer; entre ellos, tumores y quistes ováricos y secreciones e infecciones vaginales. También están relacionados con los espasmos menstruales y los flujos excesivamente abundantes.
  4. Por su rico contenido en proteínas animales y fósforo, favorece la acidez metabólica. Algunos estudios, según los especialistas, muestran que la leche de vaca disminuye el pH de la sangre (acidez), pudiendo provocar la salida del calcio de los huesos hacia la sangre, lo cual se asocia con la aparición de piedras y cálculos renales.
  5. La proteína de la leche de vaca, la caseína, se descompone en sustancias derivadas de la morfina (las casomorfinas) en el mismo tubo digestivo, por ello tiene efectos sedantes y posibles efectos negativos en la estabilidad emocional.
  6. Numerosos estudios avalan la posibilidad de que exista una conexión entre el consumo de leche de vaca y el autismo en niños, por condiciones similares a las del punto anterior.
  7. En adultos, un gran número de personas experimenta mejoras en el funcionamiento digestivo y tránsito intestinal al reducir o eliminar el consumo de lácteos.

Estas evidencias clínicas hacen pensar que la reducción o eliminación de la leche de vaca, así como de otros lácteos de la dieta, puede ser más benéfico que dañino, sobre todo para personas con problemas relacionados con la digestión, el tránsito intestinal o el sistema inmunológico.

Te animamos a que durante 2 semanas dejes los lacteos y compruebes que efectos ha tenido en tí. Asi podrás descubrir si eres intolerante a la lactosa o no. Para ayudarte a crear alternativas a la leche descubre nuestra bolsa para hacer leches vegetales.

Para ello en nuestra web tienes recetas de leches vegetales y como sugerencia sustituye la mantequilla por aceite de coco virgen extra Naturseed.

Déjanos un comentario