El aceite de coco sin refinar como el nuestro tiene un punto de humeo ( momento en que las grasas se dividen) de 177º, 350F, mientras que el aceite de oliva extra virgen es de 160º, 320F.

PARA FREÍR

El aceite de coco sin refinar Naturseed tiene un punto de humeo (momento en que las grasas se dividen) de 177º,  350F, mientras que el aceite de oliva virgen es de 160º, 320F, y ya si hablamos del aceite de oliva extra virgen de extracción en frío, el punto de humeo es de 130º.

El aceite de coco  para cocinar además de tener un punto de humeo más alto que el resto de aceites con sus características, extra virgen, con extracción en frío, es un aceite muy estable a temperaturas altas.

Hay que tener mucho cuidado cuando freímos y no sobrepasar estos puntos de humeo porque al descomponerse el aceite pierde propiedades y genera una toxina llamada acroleina.

Estas toxina afecta al hígado y también es perjudicial respirarla.

 

PARA REPOSTERÍA

El aceite de coco virgen extra orgánico Naturseed es ideal para la repostería y para los que quieran reducir los lácteos y reducir grasas, ya que podemos sustituir la mantequilla por aceite de coco y además reducir la cantidad por ejemplo de 100 gr de mantequilla usaremos 75 gr. de aceite de coco.

Para favorecer el trabajo en repostería recomiendo derretirlo al baño maría o unos segundos en el horno o microondas.

 

EN CRUDO

El aceite de coco virgen extra orgánico Naturseed, no está refinado ( utilización de sustancias químicas), se extrae mediante presión en frío y es totalmente ecológico.

Con este aceite obtendrás todos los beneficios, nutrientes. Por eso empieza a usarlo para aderezar la pasta, el arroz, ensaladas, sustituye la mantequilla en tostadas o panes, añádelo a los smoothies, batidos verdes…

Así que ya sabes empieza a introducir el aceite de coco para cocinar y cuida tu salud con un producto 100% natural, puro y ecológico.

Déjanos un comentario